Presentación

NUDOS KRÍTICOS

Agrupación de trabajadores de las Ciencias Sociales para la transformación

Somos una agrupación política que se enuncia desde las Ciencias Sociales. Entendemos que la producción de conocimiento se constituye anclada en los contextos históricos, culturales y políticos que le dan origen y densidad, intentando desentrañar nudos relacionales, cruces, convergencias entre diversos intereses que configuran los entramados sociales actuales. Estamos convencidos de que la participación y la acción conjunta desde nuestros lugares demanda hoy, con más fuerza que nunca, un rol político y comprometido con la transformación de los escenarios contemporáneos y el desarrollo de una democracia plena.

Porque pensamos que la producción científica-intelectual está impregnada de posiciones ideológicas, de determinadas visiones de mundo; porque ella se funda de manera activa en el devenir de la historia, de las tensiones, de las disputas y las luchas emancipatorias; creemos que la mirada crítica es una instancia necesaria y fundamental para comprender los juegos simbólicos y materiales del poder, permitiéndonos imaginar unos posibles nuevos horizontes más igualitarios, justos y democráticos.

En este sentido, las Ciencias Sociales desde sus dimensiones reflexivas, críticas y creativas tienen el compromiso de aportar miradas integrales y complejas al diseño y a la toma de decisiones  de las políticas de Estado, en pos del ejercicio de la ciudadanía y del fortalecimiento de las instituciones públicas.

Desde dónde venimos: las políticas científicas y nuestra historia reciente

Sabemos que los años de profundas articulaciones entre el neoliberalismo económico y el neoconservadurismo político que rigió los destinos de América Latina, y en nuestro país en particular, también tuvo su correlato en el diseño de las políticas científicas. De esta manera se evidenció una división mundial del trabajo científico que, reproduciendo un orden desigual, priorizó las posibilidades de análisis y teorización en los centros hegemónicos de la producción de saber.

Así, el desarrollo de la ciencia y la técnica en los espacios científicos periféricos adquirió una mera impronta técnica e instrumental, favoreciendo la escisión entre las prácticas de investigación y las demandas sociales, políticas, económicas y culturales de nuestros pueblos. En Argentina esto no sólo significó una redefinición ideológico-política del lugar de la ciencia, sino que también, una fuerte disminución de los presupuestos en esta materia que limitaron enormemente la capacidad de desarrollar actividades científicas.

Sumado a esto, los años de dictadura persiguieron y exiliaron a investigadores, científicos comprometidos ideológicamente con las transformaciones políticas. Quienes desde las ciencias sociales lograron mantener ciertos niveles de producción científica-intelectual adoptaron una posición de resistencia, permitiendo la circulación de otros sentidos sobre el devenir social, e impidiendo la clausura del habla colectiva por el monólogo neoliberal.

La vuelta de la democracia, marcó una continuidad respecto del plan económico-estratégico de la dictadura, asistimos allí a la agudización de políticas tendientes a una progresiva disminución del rol del estado en la vida pública. Estas transformaciones derivaron inevitablemente en el desmantelamiento de las políticas científicas y tecnológicas, imponiendo la alternativa de mercantilizar la producción de conocimientos.

De esta forma, la profundización del modelo neoliberal redujo las posibilidades de desarrollar carreras científicas en Argentina, lo que obligó a miles de investigadores a optar por otros caminos laborales llevados a cabo por fuera de la investigación. Sin embargo, los embates constantes hacia la educación pública y la labor científica se encontraron, una y otra vez, con una tozuda resistencia de estos derechos por parte de las Universidades Públicas. Tales actores lograron sostener a partir de la convicción, el esfuerzo y la excelencia académica los persistentes intentos por desmantelar los derechos de acceso público a la educación superior.

En términos estructurales, la explosión de un orden político y económico excluyente tuvo su corolario en las manifestaciones colectivas de los más diversos actores sociales hacia finales de 2001. Este momento de crisis institucional, marcada por quiebres y reconfiguraciones públicas y estatales, significó un punto de inflexión y reflexión en nuestra sociedad acerca de las consecuencias de la sistemática salida del Estado de la vida pública.

En el año 2003 la presidencia de Néstor Kirchner promovió el fortalecimiento del rol estatal, mediante la implementación de políticas democráticas tendientes a la reparación de las desigualdades históricamente constituidas por la etapa neoliberal. Este camino se inició a partir de la reivindicación de la práctica militante, de la libertad, de la justicia, de la soberanía, de la memoria, como así también del reconocimiento de los sujetos de derecho y su inscripción activa en la historia. Todo esto, en diálogo con un actor fundamental para la consecución de la justicia social: el Estado.

Al mismo tiempo, bajo la gestión de la actual presidenta, Cristina Fernández, se continuaron los consensos colectivos para institucionalizar el cambio social. En diciembre de 2007, la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (tendiente a la promoción de un conocimiento atento y al servicio de las demandas sociales) interpeló a los científicos nacionales a través de una serie de políticas vinculadas a generar movimiento en sus estructuras relegadas durante los años de fuerte impronta neoliberal. Al mismo tiempo, desde diferentes espacios del Estado se impulsaron diversas acciones con el objetivo de reparar históricamente y revalorizar la labor científica (política de repatriación de investigadores, aumento de presupuesto para la investigación, inversiones en infraestructura, incremento de becas otorgadas, mejoramiento de las condiciones laborales, entre otras).

Sin embargo, al calor de los cambios en los contextos políticos latinoamericanos resulta imposible la reducción de la figura del científico, del intelectual o de los “trabajadores de la ciencia” a la mera contemplación y análisis de los sucesos acaecidos en las tramas sociales desde unas miradas ajenas a los procesos contemporáneos y a los destinos de nuestros pueblos.

Hacia dónde vamos: democratización del conocimiento y profundización del modelo nacional y popular

Los investigadores y trabajadores de las ciencias sociales que integramos Nudos Kríticos reconocemos las transformaciones políticas e institucionales propulsadas por el gobierno nacional en pos de lograr mayores niveles de justicia e igualdad, y reivindicamos el rol del Estado como actor protagónico en la vida social. Apoyamos la implementación de políticas culturales y educativas impulsadas por nuestro gobierno en los últimos años, y nos sentimos plenamente convocados a acompañar el desarrollo de este modelo nacional y popular. Es en este sentido que estamos convencidos de la relevancia histórica que implica ocupar nuestros roles en la producción de conocimientos anclados en lo social, y fuertemente comprometidos con la transformación y la emancipación.

Partiendo de estas convicciones, identificamos tres nudos críticos –hoy centrales- que requieren ser puestos en diálogo y debatidos atendiendo al lugar de activa participación de las ciencias sociales en la construcción de unas democracias plenas. Para ello, consideramos de vital importancia la institucionalización de espacios de intervención de las ciencias sociales en la toma de decisiones de las políticas de estado.

Un segundo nudo crítico se relaciona con la tarea de revisionar y discutir la planificación y las lógicas de las políticas científicas y técnicas de la investigación social en Argentina. Un modo de contribuir críticamente a re-pensar estructuralmente el qué y el para qué de la investigación en ciencias sociales.

Por último, nos proponemos trabajar para potenciar y continuar mejorando las condiciones estructurales para la producción de conocimiento social.

Con la convicción de que este momento histórico demanda investigadores sociales comprometidos con las transformaciones del Estado en pos de mayores niveles de justicia social, los integrantes Nudos Kríticos manifestamos nuestro apoyo al modelo nacional y popular y nos comprometemos a contribuir, desde nuestros lugares, a la democratización del conocimiento tanto como a la profundización de estas políticas para una patria libre, justa y soberana.

Anuncios

2 pensamientos en “Presentación

  1. Estimado Santiago, no podemos encontrarte. Si querès dejanos un correo asi o sumate a nuestro face…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s